BIENVENIDOS A "LIBELULARIAS" CON LOS TEXTOS LITERARIOS DE MARTA ALICIA PEREYRA BUFFAZ.

Iniciado el sábado 4 de octubre de 2008 en la ciudad de Morteros, provincia de Córdoba, República Argentina y aquí continúo.

Seguidores

jueves, 18 de julio de 2019

294. ¿Miro sin ver o veo cuando dejo de mirar?


«La mirada es una elección. El que mira decide fijarse en algo 
en concreto y, por consiguiente, a la fuerza elige excluir su atención 
del resto de su campo visual. Esa es la razón por la cual la mirada, 
que constituye la esencia de la vida,  es, en primera instancia, un rechazo»
Amélie Nothomb, escritora belga en lengua francesa nacida en 1967.




¿Miro sin ver o veo cuando dejo de mirar?

Cae el rocío sobre la Tierra 
y en el cielo ya no se ve la Luna…
En ese instante puntual, el Sol es el Aleph,
principio, fin y todo.
En él me veo, te veo y a la diversidad del mundo.
Veo la ilusión por alcanzar mis sueños.
Palpo la pared velluda de musgo y vivo mi historia,
la historia de los que ya no están y de los que vendrán.

La redondez del mundo es fecunda:
ha parido el agua de los ríos y de los océanos,
los árboles de los bosques, las flores y sus leyendas,
las rocas, la sal y la arena rubia,
la voz del viento entre las ramas,
la oruga y el caracol sobre la hoja tierna,
el pájaro en el nido y la rana en su charco.

Oigo el rumor del campo y de la ciudad
y el apuro del vecino por llegar a su trabajo.
Entorno mis párpados y el aroma del café
me hace cosquillas en la nariz.

En el cielo, un avión, como un pez, deja su estela.
En el mar, una barca deja la suya de pura espuma.
Un enfermo fallece mientras oigo el llanto de un recién nacido.

Abrazo a mi hijo y el círculo se cierra y se vuelve a abrir.
Miro hacia afuera y me miro hacia adentro.




Marta Alicia Pereyra Buffaz
Morteros, 18-07-19

miércoles, 17 de julio de 2019

293. En el fondo azul del mar





En el fondo azul del mar
nadan peces de oro y carmín.
Las guirnaldas de algas vienen a mí.
Entrelazan silencios de arena
con burbujas y reflejos del sol.

Mi piel es un sueño de espuma y sal
cuando me sumerjo en tu recuerdo
y no te puedo decir adiós.



Marta Alicia Pereyra Buffaz
Morteros, 17-07-19

martes, 16 de julio de 2019

292. La Luna se asoma a tus ojos





Luna, costa y paz, Lago Nahuel Huapi
Diego Ortiz Mugica



La Luna se asoma a tus ojos
para verte sonreír.
Quiere alejar tu pena
y te trae un vestidito de plata.
Lo tiende sobre el mar.
Las olas lo están lavando
con un pez y un delfín.
Lo bordan con espuma y 
lo mecen sin cesar.
Mientras cierras tus ojos
te duermes y te pones a soñar
con caballitos blancos
que trotan sobre el mar
y te traen un collar de perlas y coral.

Cuando sale el Sol
amanece el nuevo día
y te levantas a cantar.
Te olvidaste de la Luna
como te olvidas de mi amor.





             Tarde de Luna en el mar
            Thomas Alexander Harrison



Marta Alicia Pereyra Buffaz
Morteros, 16-07-19

lunes, 15 de julio de 2019

291. ATARDECER








La música tibia del vientos me arrulla y sueño.

Unas mariposas pincelan, entre las margaritas,
el verdor húmedo de las hojas con su batir de alas.
Allá, una cabrita blanca corretea en el valle,
quiero seguirla con mis ojos, 
pero la pierdo entre las sombras.
El vapor sube desde la tierra como su suspiro
y los racimos de mi tristeza se desgranan
con los pétalos de la tarde arrebolada de esperanzas.

Entre un silencio y otro, mi mente es un remolino de deseos.
Me agito y bebo la vida en un gemido…
Ya el sol se acuesta en un adiós de pájaros dormidos…
Yo… ¡me acurruco entre los gemidos de los violines!





Marta Alicia Pereyra Buffaz
Morteros, 15-07-19




Escrito a partir de la escucha de Antonio Vivaldi - "Summer" Violín Concerto No. 2 in G minor, Four Seasons, Ospedale della Pietà 



https://www.youtube.com/watch?v=kaoqCARilbA&feature=youtu.be&fbclid=IwAR1-uVJJJmkTvEY81ArN6lp5eUGXWPFKqxThuCgoUvJn9Vd1zJiHh3omLt4 


martes, 9 de julio de 2019

290. ¿Quién soy?








Soy una tarde con trinos de aves,
la memoria de mis genes,
la hebra de mis días en mi tiempo sin olvidos,
el sitio donde yacen mis muertos
y donde alguien me espera.

Vivo las siestas con conciertos de cigarras,
las hileras de hormigas con su carga,
la lluvia menuda del otoño,
las hojas con gotas de rocío,
los grillos, las libélulas, las mariposas
de las noches y los días del verano.

Siento el frío de la escarcha del invierno
cuando enjoya el trébol con diademas.
Amo la C, la D o la O de la Luna
cuando la arrulla la Noche.
Beso el color de la rosa en primavera
y suspiro por el aroma del jazmín.

Soy la M de las sierras cordobesas,
mi hijo y mis nietos en la persistencia de la vida,
el dolor de mis huesos porque sé que estoy viva.
Soy las letras de mis días y mis noches huérfanas
y soy la tímida voz que se alza en las olas del tiempo.




Marta Alicia Pereyra Buffaz
Morteros, 09-07-19

289. Cierro los ojos...




Cierro los ojos… la música suena en Youtube.
Desde mi ventana, otros sonidos me distraen:
un cardenal canta en un algarrobo
y los horneros chillan desde el otro.
Abro los ojos.
El cielo está gris, mi perro ladra.
Sobre una rama, surge un triángulo
es del azul original.
¿Esto es la soledad?




Otra versión:



Cierro los ojos…
la música suena en Youtube.
Desde mi ventana, otros sonidos me distraen:
un cardenal canta en un algarrobo
y los horneros chillan desde el otro.

Abro los ojos.
El cielo está gris, mi perro ladra.
Sobre una rama, surge un triángulo
es del azul original del cielo.
¿Esto es la soledad?

domingo, 9 de junio de 2019

288. Bordado






El silencio aprieta los hombros
con la garra de una pena.
Los hombres y mujeres
detienen su tiempo.
La alegría huye
hacia las afueras del pueblo.
La plaza se colma de silencio
y la iglesia, de lamentos.
Las ventanas del centro están ciegas,
los perros aúllan
y los niños dejan sus juegos
cuando las nubes se devoran al sol.

Una sola bala, como una avispa,
anidó en el corazón de un hijo.
Con una hebra roja bordó la muerte.



Marta Alicia Pereyra Buffaz
Morteros, 09-06-19

lunes, 6 de mayo de 2019

287. Color enamorado



Pintura de Maggie Selzer


El color enamoró al pincel.
Dejó sus huellas
por el blanco, amarillo, rojo y azul.
Acarició el recuerdo,
suspiró la melancolía del ayer,
tejió ilusiones, dolor y alegría.
Sintió la derrota de la lágrima,
pero siempre la mirada se tiñó de espera.

La vida duele,

aunque los ojos miren al cielo.




Marta Alicia Pereyra Buffaz
Morteros, 06-05-19

domingo, 5 de mayo de 2019

286. RECUERDOS


Paisaje, Gustav Klimt



Revolotea una hoja,
da vueltas,
acaricia el aire y los tréboles húmedos,
se agita, palpita y se estremece…

¡Es la mariposa de mis pensamientos!

Remolinea sobre las estelas del ocaso,
cae en el vértigo de tu recuerdo
y dormitará en mis ilusiones
para siempre.



Marta Alicia Pereyra Buffaz

lunes, 15 de abril de 2019

285. La foto







El disparo de la máquina fotográfica 
se apagó en la telaraña de tu silencio.
Se sumaron puñados de tu ausencia.
Solo me queda aquella foto
con tu sonrisa sin estruendos
de un ayer de cigarras en los algarrobos.

Hoy soy una huérfana de tus miradas…
Mi vida quiere tejer olvidos
aunque se sofoque en la ceniza del tiempo.



Marta Alicia Pereyra Buffaz
Morteros, 15-04-19

viernes, 12 de abril de 2019

284. Quiero ser puerto







El tiempo es tan líquido como tu arte.
Las tablas se prolongan y vuelven a ser ramas,
escapan y trepan la pared para hallar al sol...
¡Pronto tendrán flores y darán frutos!

Yo me quedo estática para que mi alma no se derrita,

cobre alas y te busque en el infinito.
Quiero seguir siendo un puerto
para aguardar que vuelvas.




Marta Alicia Pereyra Buffaz
Morteros, 12-04-19






Nota: Los bancos de espaguetis de Pablo Reinoso son bancos sencillos con un toque de espagueti. ¿Nunca tuviste la sensación de que un banco es como una isla? Corte de los alrededores que sólo se mantiene. Solo está ahí. Aparte. Pablo Reinoso da vida a los bancos cotidianos normales. Los hace parte del entorno, hace que esos bancos vuelvan a la naturaleza, les da una familia.
 http://drop.toil.blog/2013/11/spaghetti-bench/

El diseñador Pablo Reinoso nació en Buenos Aires en 1955. Vive y trabaja en París desde 1978.
Pablo Reinoso nos hace soñar más allá de las convenciones del mobiliario cotidiano. Reinoso explora la relación entre por ejemplo un banco aparentemente estático y su entorno; cómo los nudos retorcidos crecen en búsqueda de una expansión y libertad orgánica. Pablo Reinoso ha practicado la escultura desde que era un adolescente, y durante mucho tiempo ha trabajado principalmente con madera, pizarra, mármol, bronce y acero. Enfocó su búsqueda en la articulación y la metonimia, así como en el espacio y el tiempo. En la década de los 90 Reinoso consolidó su posición como diseñador, comenzó a diseñar muebles. Se convirtió en director artístico de Givenchy Perfumes Loewe en 2000 y Perfumes en 2002, donde diseñó frascos de perfume y líneas de cosméticos. Acostumbrado a cambiar de camino, el artista nos muestra que la función y la forma no son evidentes. Compagina su trabajo como escultor y como diseñador, reinterpretando  muebles y colocándolos en nuevos paradigmas.

https://culturainquieta.com/es/arte/diseno/item/1749-pablo-reinoso.html

283. Vientos olvidados






Hay vientos olvidados,
quise decir: tormentas,
y aunque esos aguaceros
están lejos
sé que me hablas
cuando ya nadie lo hace.

Tal vez, me grites
a través del tiempo…

Lo sé por los trigales
cuando los acuesta la brisa
y desde los capullos de nubes
me llega mi nombre.


Marta Alicia Pereyra Buffaz
Morteros, 12-04-19

jueves, 11 de abril de 2019

282. Un cervatillo acurrucado




Entre las flores lilas
unas manchitas blancas…

Es un cervatillo
tan pequeño como un suspiro
y tan inmenso como mi ternura.
Él se acurruca
y sé que el amor es eternidad.



Marta Alicia Pereyra Buffaz
Morteros, 11-04-19

jueves, 28 de marzo de 2019

281. Para el Día Internacional de la Mujer / 8 de marzo







Me gusta nombrar los días con sustantivos comunes.
No me gustan los días con sustantivos propios.
Me ponen triste.
Son siempre días para estar de luto.
Son días que recuerdan pérdidas, faltas y miserias.
Solo quiero sustantivos comunes para nombrar mis días.


Marta Alicia Pereyra Buffaz
Morteros, 07-03-19

280. Al Sol






Ellos, los primeros hombres,
al principio del tiempo, 
te vieron asomar entre las nubes.
Tu resplandor se hizo rayos
y te nombraron DIOS.

Cuando tuvieron hambre y frío, 
les diste alimento y calor.
Cuando tuvieron miedo,
te ofrecieron sacrificios.
Cuando sintieron culpa,
te pidieron perdón.
Cuando se acercaba la muerte,
te oraron por más vida.
Cuando hicieron la guerra,
invocaron tu nombre.
Cuando sintieron felicidad,
te cantaron himnos y levantaron templos.

Hoy te quedas en mi piel 
y siempre me asombra tu esplendor.

279. Unos pescadores



Károly Markó "el viejo" | “Pescadores” | 1851


Bajo la lluvia tibia de tus rayos,
en calma está la vida.
Unos pescadores, cansados,
se reúnen 
y hablan de sus cosas. 
Yo, aquí, sueño
mientras se apaga el día 
en la garganta de la noche.

278. ¿Qué es la distancia?





La distancia es estar sin vos.

277. En un sol amarillo

Wassily Kandinsky - Amarillo-Rojo-Azul (1925)



En un sol amarillo,
ojos siderales del resplandor 
trazan líneas con un compás
y un gusano de sombras
atraviesa la niebla de mis sueños.

miércoles, 9 de enero de 2019

276. Gotas







Sobre la nieve de mis días 
se desgranan mil gotas
desde las alas del viento. 
Juegan entre mis olvidos 
a rodar y esconderse
en las grietas de mi vida.




Marta Alicia Pereyra
Morteros, 07-01-19 

martes, 8 de enero de 2019

275. Amanecer







Atrapo en la red de mis pestañas 
los peces de oro del amanecer.
Quiero sentir el presente,
pero mi corazón cabalga las olas del sueño.
La canción de los gorriones 
me desafía y sigo viva...
No sé por qué.

Marta Alicia Pereyra, Morteros, 08-01-2019

domingo, 9 de diciembre de 2018

274. A MIS QUERIDAS TALLERISTAS, LAS ENHEDUANNAS MORTERENSES




"Escribir es como parir, dar nacimiento, concebir el mundo" Enheduanna

Al principio, el silencio del tiempo.

Luego, la respiración del viento,
el runrún del agua entre las piedras,
el canto de los pájaros,
de la lluvia, de los grillos
y el rugido de las fieras.

Después, germinó la palabra
y en la lengua se hizo voz,
grito, habla, rezo y canto.
Nombró las cosas y los dioses,
el amor y el odio, la paz y la guerra.
Entonces, al calor del fuego
se hilaron historias
y entretejieron el canto con la danza.
La palabra ebria de música
se hizo verso, canción y poema.

Ahora, a nosotras, sacerdotisas del siglo XXI,
nos convocó la palidez de la Luna
y el clamor del agua tras el cristal
para conjurar la ilusión de un sueño:
desnudar memorias por las grietas del olvido
y ciegas de silencio, iluminar palabras
sobre el regazo del papel que espera.
Marta Alicia Pereyra, Morteros, 06-12-2018



Nota: ENHEDUANNA hija del rey Sargón (2335 a. C. - 2380 a. C.) fue la alta sacerdotisa de la Luna. Esta princesa acadia es la primera autora de la literatura universal. Edehuana vivió en el reino donde se inventó la escritura, ahora llamado Irak, y ella fue la primera mujer que firmó sus palabras, y fue también la primera mujer que dictó leyes, y fue astrónoma, sabia en estrellas, y sufrió pena de exilio, y escribiendo cantó a la diosa Inanna, la Luna, su protectora. Ampliar en nuestro blog: https://tallerliterariodespertares.blogspot.com/

martes, 4 de diciembre de 2018

273. CELEBRACIÓN DE LAS BODAS DE ORO DE LA PROMOCIÓN 1966




1966 / 2016 - CELEBRACIÓN DE LAS BODAS DE ORO DE LA PROMOCIÓN DE M.N.N.

A mis ex compañeras y ex docentes del “Instituto Sagrada Familia” de Cosquín


Ayer, el ocre y la amarillez del otoño susurrador
festejaron los inicios de nuestra amistad.
La escarcha memoriosa
grabó en sus cristales mis pasos
y los de ellas
sobre la geometría de las veredas.
Gorriones y jilgueros primaverales
cantaron con el viento del tiempo mis sueños
y los de ellas
entre el ramaje florecido.

Algunas ausencias
son manojos de lágrimas
y esperanzas de eternidad.
Otras, son ilusiones de regresos
y de “te vuelvo a ver”.

Este instante breve, este hoy pequeño,
es una nave de recuerdos
y del amor a la vida,
es la emoción del compartir
el oficio de aprender y de enseñar.

Desde el ’66 en la constelación de mis días
y en la de ellas,
en las de ustedes, queridas compañeras,
multiplicamos capullos del milagro de enseñar.
Fuimos la réplica del Sembrador.

En este momento, ese mundo nuevo
tallado por este colegio nos dio alas
para transmitir lo que nos fue enseñado
y nos permite compartir esta alegría:
volver a vernos como cada día
de aquel ayer en este valle con su río,
nuestro hogar.


Marta Alicia Pereyra Buffaz
Morteros / Cosquín, 05-11-16






272. PARA NORMA, UNA AMIGA DE FUEGO





Perro de Fuego en el Horóscopo Chino
11 de julio de 1946 / 2016
En la transparencia de tu mirada,
tu magnetismo brilla en llamas.
Tu especie lleva un estandarte,
es el de la justicia y la honestidad,
la obediencia, ternura y fidelidad.
Al ser guardiana y protectora,
inquieta, activa y curiosa,
alerta, sensible y reservada,
versátil y organizadora,
creativa y polifacética,
cuando tu olfato detecta el peligro,
calzas tu coraza de guerrera,
defensora sin igual,
y ladras con coraje
para salvar a tu jauría.
Para ayudar, siempre estás lista,
infatigable, instintiva y consejera.
Con buen tiempo, sales de tu cucha
a recorrer el mundo
buscando lo oculto y misterioso.
Enarbolas tus ideales para hacer feliz a los demás
y contagias a tu multitud de amigos.
Dulzura y optimismo los años te han regalado
para dejar los gruñidos a un lado.
Tu energía de fuego y tu sinceridad
caminan nuevos senderos y experiencias.
El calor de tu carisma y empatía
inspiran nuestro amor y admiración.
        ¡¡Feliz cumpleaños, Norma!!
Marta Alicia Pereyra, Morteros, 15-07-16

271. MIS CUMPLEAÑOS INOLVIDABLES



Mi memoria guarda recuerdos de mis fiestas de cumpleaños de los años ’50 en mis sentidos:

El aroma exquisito de la torta de cumpleaños, que hacía mi mamá se paseaba por nuestra casa de la ciudad de Córdoba desde el día anterior. La gruesa cobertura de oscuro chocolate y un interior coloreado por las yemas de los huevos caseros, .
El vaho del chocolate calentito que emergía de las tacitas de porcelana heredadas de mi abuela paterna se quedó para siempre en mi sentido del olfato. Los sabores dulces acariciaban mi boca y allí jugaban con el sentimiento amoroso por esa madre protectora.
El mantel blanco con flores de variados colores era mi preferido para mi cumpleaños —ella lo había bordado para su ajuar— y lo tendía sobre la mesa de roble del comedor. Sobre el mantel colocaba las frágiles tacitas que todavía atesoro como reliquias. En ellas desplazo mis dedos, como entonces, sobre su celeste grisáceo y un ocre casi dorado sobre el que se dibujan tres flores: una es rosada; la otra, anaranjada y la que está más atrás, azul; todas tiene el centro amarillo y las rodean algunas hojas verdes y unos círculos blancos.
Mis oídos guardan el sonido del soplido sobre las velitas y las historias de cada uno de los objetos que integraban el ritual de la celebración. Mi mamá los relataba con todos sus pormenores. 
No recuerdo mucha algarabía. 

A veces, nos visitaban mi padrino y mi madrina con sus cónyuges.
Eran épocas de una economía familiar cuyo ingreso principal era el sueldo de empleado de Salud Pública de la Nación de mi papá y éramos tres hermanos, así que mi mamá era la que hacía según sus dichos “de tripas, corazones” con ese sueldo que era “una gota que no calmaba la sed”. 
Creo que éramos una familia a la que le faltaba la alegría de vivir debido al difícil equilibrio en la lucha para salir a flote y lograr los objetivos de progreso con el ahorro y el “reciclado” de todo. En ese tiempo ese vocablo, que ahora está de moda para oponerlo a todo lo “descartable”, era desconocido. 

Luego, vendrían otros tiempos en Cosquín, pero ya iba quedando atrás el paraíso de los primeros años de mi niñez.


Marta Alicia Pereyra
Morteros, 30-12-2015
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...