BIENVENIDOS A "LIBELULARIAS" CON LOS TEXTOS LITERARIOS DE MARTA ALICIA PEREYRA BUFFAZ.

Iniciado el sábado 4 de octubre de 2008 en la ciudad de Morteros, provincia de Córdoba, República Argentina y aquí continúo.

Seguidores

domingo, 3 de julio de 2011

244. LA VERDAD SOBRE EL GATO



Antes era salvaje y se deslizaba entre la floresta con su cuerpo elástico y sus pasos silenciosos de felino. Levantaba cada pata y la volvía a apoyar con la gracia de una bailarina de ballet.
Su pelaje se camuflaba entre las sombras y las luces del bosque. Se trepaba por el tronco hasta las ramas más altas como un andinista; en lo alto se estiraba con pereza, entornaba sus ojos y se relamía los bigotes; luego, se higienizaba y peinaba su pelaje con la prolijidad de un estilista francés. Esta fiera era el terror de sus pequeñas presas cuyos cadáveres comía hasta hartarse, después de paralizarlas de pánico.
Domesticado, endiosado por los egipcios y hasta momificado por aquellos humanos que no querían que sus granos de cereal pasaran al estómago de las ratas, todavía se subyugan con su mirada vacía y enigmática. Inventan leyendas para sostener el mito de sus siete vidas y de su independencia. Brujos y hechiceros de magia negra lo usan como mensajero de Lucifer.
Sólo yo sé de su crueldad y monstruosidad. Su maldad demoníaca no tiene límites y cuando caza se deleita haciendo sufrir a sus víctimas inocentes y goza al verlas aterrorizadas y estáticas hasta que el pavor las hipnotiza y él se sale con la suya otra vez más.
Al amo lo cautiva con su ronroneo monótono y sus lascivos contoneos cuando roza con su piel, las piernas humanas. Cuando desea algo, sus maullidos me dicen que ha vuelto a seducirlo. Yo quedo en desventaja porque no me muero de tristeza en ese instante.
Solo sé ponerme a cantar para olvidarme de mi maldito enemigo que siempre me acecha.
Lo sé yo. El Canario.


Marta Alicia Pereyra
Morteros, 23-06-11






El relato anterior está basado en el cambio de punto de vista de este cuento de Marco Denevi:

LA VERDAD SOBRE EL CANARIO
En estado salvaje era verde y no cantaba. Domesticado, preso en una jaula, se ha vuelto amarillo y gorjea como una soprano.
Que alguien lo atribuya a la melancolía del encierro y a la nostalgia de la libertad ¡Mentira!
Yo sé que el muy cobarde antes era verde y mudo para que no lo descubrieran entre el follaje, y ahora es amarillo para confundirse con las paredes y los barrotes dorados de la jaula. Y canta porque así se conquista la simpatía cómplice del patrón.
Lo sé yo. El Gato.
Denevi, Marco, El emperador de la China, ed. Huemul, Bs.As. 1970



14 comentarios:

Julie dijo...

Marta, una vez más admiro tu prosa. Y más cuando en ella está mi mascota preferida, nuestro amigo el gato, que como sabes,me encanta. Sólo añadir que que es una delicia leerte. Me ha encantado. Un abrazo y mi cariño siempre.

Gizela dijo...

Te quedó buenísimo Marta!!!!
Lo sé yo...
Un abrazo y linda semana

Elsa dijo...

¡Qué linda sorpresa me has dado Marta! Vivimos tan cerca y no te conocía...me ha encantado tu sitio, tus prosas, además me halagas siendo seguidora de mi blog ACTOS ESCOLARES.Habrás visto que Julie me regaló sus poemas para hacer un post sobre el Día del Animal. Si me lo permites,como agradecimiento hacia tu persona, haría un entrada con alguna poesía que sea adecuada para mi blog y que tú me sugieras.
Un abrazo, Elsa

medianoche dijo...

Libélula, tu sabes hacernos sentir admiración con tus prosas, tus escritos me llenan de alegría y placer, buenísimos.

Besos

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Gracias, Julie, Gizela, Elsa y Rosarito, por regalarme su tiempo.

Por invitación de Julie, te visité Elsa. ¡Una vuelta intercontinental para comunicarnos! ¡Y estamos a 90 km de distancia! ¡Así es la vida virtual!

Elsa dijo...

¡Y las veces que visito Morteros!Allí tengo familiares. Me he llegado hoy para invitarte a que veas en esta dirección:http://wwwaulaeempadoble.blogspot.com/2011/07/premio-sunshine-award.html, donde encontrarás un premio para tu sitio. Es un premio compartido, y decidí otorgártelo por tu hermosa tarea, tanto literaria como docente. Un abrazo, Elsa

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Gracias, Elsita, ya lo retiré.
Tengo que pensar en la docena de amigos a quién dárselo.

Un abrazo.

Elsa dijo...

Marta, me alegra que te haya gustado el reconocimiento por tu trabajo.Otra cosa más: soy una amante de los gatos, te habrás dado cuenta porque en mis blog, siempre los menciono.Tu hermoso relato los muestra tal como son..salvajes,felinos, independientes,amorosos,compañeros y algunas veces ,crueles.
Un abrazo,Elsa

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

¡Ya lo estoy repartiendo, querida Elsa!

Patricia O. (Patokata) dijo...

Me encantó el resultado!
Un placer pasar por aquí, te sigo leyendo!!

Un abrazo!!

ANTIQVA dijo...

Magnifico relato, amiga... Magnifico...

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Gracias, Patricia y Antiqva, por sus comentarios generosos.

Heinrich Heine dijo...

Original la idea de hacer contrapartida a textos ya existentes. Jamás he podido confiar en los gatos, ni ellos en mi, siempre supe que eran bichos diabólicos y ahora más. No voy a ser tolerante con ellos, tengo derecho a tener siquiera esta aversión... soy yo que ya enloquecí del todo o me suenan campanitas en tu blog? Son cojonudas!!!

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Salud, Heinrich. Tuve que buscar en el diccionario de la RAE la palabra "cojonudo" porque no sabía si era halago o insulto... jeje.

cojonudo, da.
1. adj. coloq. malson. Estupendo, magnífico, excelente.

Me quedo contenta. Las campanitas están allí y a mí, a veces, me cansan, pero las puse hace poco. Voy a sacar una. Son persistentes para el que está mucho tiempo por aquí. En realidad, no me gusta que haya música en los blog.

Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...